Yo sueño.

 

Cuando me empezaron a salir las muelas del juicio, las inferiores, que fueron las primeras en hacer acto de presencia, se hizo patente en mis mandíbulas que la relación entre el espacio disponible y la profusión piñatil no estaba en absoluto equilibrada. Con paciencia y mala uva fueron pugnando por hacerse un huequecito dentro de mi boca, y terminaron por romper el bonito orden que sus compañeros más veteranos habían acordado, asaltándome con una desagradable sensación de presión en los momentos más insospechados, especialmente por las noches, y en los incisivos, que no tardaron mucho en ceder a su vil empuje. Uno de ellos no tuvo otra opción que dar un paso hacia atrás, y como recompensa a tamaña “generosidad”, ahora destaca sobre la línea de mi sonrisa, y en la señal de la mordida en manzanas y pieles ajenas.

Anoche soñé que mi incisivo se movía. Lo atenazaba entre el índice y el pulgar y hacía fuerza hacia delante, de tal manera que, tras un sonoro chasquido, adelantaba a sus compañeros – lluvia de esquirlas mediante – e, indoloro, cedía con toda su raíz, larga y amarfilada, como una tecla curva de piano, rasgándome el labio y quedando suspendido, expectante, casi ajeno por fin a esa oquedad de la que no brotaba música alguna.

No puedo decir que fuera un sueño feo en sí, ni desagradable, pero en realidad no fue demasiado bonito si lo comparo con el sueño que vino antes de él: J. y J., tan enamorados como siempre, protagonizaban un cortometraje, que al parecer se estrenaba en primicia para mi fase REM. Resultaba tan entretenido, y coherente, y la fotografía era tan hermosa, que a ratos me despertaba y me prometía con firmeza transcribir todos los diálogos y describir todas las escenas, porque realmente me parecía que en conjunto, para ser un sueño, resultaba una buena obra de ficción. Huelga decir que al final no lo he hecho.

Lo cierto es que hablar y escribir, en los últimos tiempos, podría decir que me dan pereza. Pero en realidad es sólo que no encuentro el momento para hacerlo, para hacerlo sin dejar pendientes otras tareas más urgentes y a las que me resulta más penoso renunciar . No sólo porque trabajar y opositar al tiempo es oficio duro y largo, cual diente de piano, sino porque además es complicado compaginarlo con pintar…

Y no puedo dejar de pintar en este momento. No ahora, que tengo casi treinta años, que acabo de coger los pinceles, que por primera vez en mi vida siento que no necesito decir, ni escribir nada.

Anuncios

Etiquetas: ,

2 comentarios to “Yo sueño.”

  1. terry Says:

    Ese tesoro, ya echaba de menos leerte, pero la vida esta antes.

    Espero que se pase el fastidio de los dientes, no te mereces esa tortura. Mucha suerte con las oposiciones, sé que las sacarás bien – sea cual sea la nota de corte te habras superado a ti mismo y para variar y para envidia de los demás por ese gran coco y esa facilidad que tienes.

    Yo ando dejando el blog tambien, y eso que estaba más enganchada a desahogarme que tu. Simplemente lo veo tan ególatra que me avergüenza no por lo que escribo, sino por escribirlo, y por escribirlo olvidé escribir mi vida.

    Te paso un link acerca del expresionismo abstracto, para cuando tengas tiempo y ganas de leerlo:

    http://www.voltairenet.org/article168136.html

    Un beso!

  2. barroterapia Says:

    ¡Amor! Los cielos como tú forman parte de mi vida, ¿cuándo nos vemos?

    Los dientes se han quedado quietos estos últimos días, gracias, pero he decidido que el que los va a cambiar de sitio soy yo, con ayuda metálica mediante. Abstracta y expresionista, va a ser mi sonrisa en breve. El artículo, por cierto, me ha encantado (igual suena retorcido, pero me ha parecido divertidísimo, seguro que me entiendes ^^).

    En cuanto al examen… En fin, mejor te lo cuento en persona.

    Y eso será pronto, ¿verdad? :>

    Muuuack!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: