El dolor

 

¿Qué pueden importarme a mí tus versos?

El mundo está hundido, y apenas nos plantean

asideros a los que agarrarnos

Aquellos a los que amo sufren, y yo recibo

miradas hastiadas en el trabajo,

dejo que se cuele una señora en el super,

que mi ropa se apolille en la lavadora,

que a esta noche le siga un día

tan áspero y doloroso como el que ahora termina

¿Qué pueden importarme tus versos?

¿Van a darme de comer, cuando me despidan,

a sanar la enfermedad, purificar el aire,

devolverme la esperanza, fregar el suelo,

desinfectar el baño?

¿Qué pueden importarme realmente tus versos?

Lo mismo que nos importa a ambos mi propio dolor,

ni más ni menos,

translúcido, como un viejo tul, reseco,

de tanto estirarlo,

jirones sueltos sin ningún significado

Nada, mientras la vida siga siendo la vida,

y el arte, sólo un engaño

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: