Rutinas

 

 

Al final, ¿era esto?

¿Los techos semiderruídos

las goteras palpitantes

ese toque entre las cejas

espantando el sueño

los pantalones enredados

en el suelo

la madrugada?

A esto

a esto le llamaban ausencia

en ausencia de otro nombre

más vacío para designarlo

Se levantaban de la cama

con el rostro compungido

y vertían lágrimas en la cafetera

menguando

entre húmedos escalofríos

dentro del pijama

“Ausencia”

conjuraban al nacer el día

pero pronto

entre chuchillas de afeitar

bragas limpias

autobuses

y saludos

el poder del embrujo oscuro

sin más se deshilachaba

Nunca tuvo nombre

en mi boca

el pesar somnoliento

de los sueños olvidados

y las tazas descascarilladas

de humeantes

adioses resignados

Todas las mañanas

“Es la vida”

me mentía

mientras desayunaba

porciones de un todo

que no alimentaba…

y el nuevo día se perdía

camino a la ciudad

renqueando famélico

y lleno de taras

Ahora

que lo conozco

es buen momento

para lamer

despacio

la luz del alba

Anuncios

Etiquetas:

2 comentarios to “Rutinas”

  1. teresa Says:

    “Es la vida”

    me mentía

    Uffff que dolor! Humdrum!!!!!!!!!!!!!!!!

  2. barroterapia Says:

    Sí… abrir los ojos es doloroso, y no sólo por haber dormido poco :S

    Suena bonito, la palabra, en inglés. No sé por qué, pero la asocio con “drunk”.

    Cerveza.

    Beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: