El gran incendio

Se hundieron los muros y empecé a repetir “ya basta”

toda la frondosidad del desaliento acariciaba

húmeda y punzante

la palma de las manos

entonces el bosque ya no tuvo barreras

y los recovecos en los que perderse se multiplicaron

quince mil millones de veces

se perdió mi silueta escasa

de los ojos de las arañas

hasta que todas me olvidaron

hasta que se nos tragó la niebla

quince mil millones de noches

antes y después

del gran incendio

Anuncios

Etiquetas: , ,

2 comentarios to “El gran incendio”

  1. teresa Says:

    Tus poemas me dan un miedo morboso que comienza a ser adictivo… Adoro esa sensación que me traes!

    Estoy deseando volver a escucharte leerlos mister Kafka!

    Luv u :*

  2. barroterapia Says:

    Gracias, cielo, ¡tus comentarios son siempre muy motivadores! 🙂

    Fue muy bonito para mí que me acompañaras aquel día, ¿te lo he dicho alguna vez?

    Un beso enorme, espero verte pronto.

    :-*

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: