Y entonces ella reaparecía en la penumbra del otro lado de la sala y avanzaba hacia el escenario, el rostro cubierto por un velo liviano, las manos abiertas, vueltas las palmas hacia arriba, una expresión fanática en su faz…

Y ya, ¡ya sonaban los primeros acordes de piano! ¡Sólo existían los primeros compases, las cuerdas ocultas bajo la madera, confesando su presencia, y su mueca, su pose, su vector, su caminar!¡Y llegaría, tornaría sus ojos hacia nosotros, quizá, en cualquier momento!

Y nada, nada de lo que nos envolvía tenía ningún sentido…

Hasta que, finalmente, me invadió el Amor Universal.

Porque el Arte no es más que la manifestación de nuestro Absurdo.

Anuncios

Etiquetas: , , ,

4 comentarios to “Sí”

  1. Teresa Says:

    JUMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMM ME ENCANTAAAAAAAAAAAAAAAAAA Siguelooooo!!!!!!!!

    • barroterapia Says:

      Gracias por los ánimos, guapa, ¡sin tus comentarios no sé si me gustaría tanto escribir por aquí!

      Anoche soñé con sus ojos mirándonos, ¿te lo puedes creer?

      ¡Muack!

  2. angostura Says:

    No sé si ése es el porqué, pero espléndido.
    Sigue, sigue. Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: